miércoles, 23 de enero de 2013

Estrategias útiles para comunicarnos más y mejor con nuestros pequeños. Primera parte: ¿Cuándo comunicar?


Autora: Ana Miranzo, Logopeda de APSA.

Un niño siempre aprende a comunicarse y a hablar en casa, con su familia.

Hay que darles muchas oportunidades para que disfruten y aprendan a comprender, imitar y finalmente producir los gestos, las palabras, las frases que le servirán para expresar sus deseos, sentimientos, para comunicarse con vosotros y con el resto del mundo

Aunque no hay recetas universales, si hay trucos para potenciar y mejorar la comunicación con tus hijos desde que son muy pequeños.

A continuación, señalamos algunos aspectos que os resultarán muy útiles para comunicaros con vuestros hijos de una manera más adecuada y efectiva, potenciando así todas sus capacidades.


1.- CUÁNDO ME COMUNICO:

- Aprovecho actividades cotidianas, las que se repiten cada día:

Los niños aprenden a comunicarse y a hablar en situaciones que se repiten mucho, gracias a que aparecen una y otra vez las mismas palabras y expresiones.

Por este motivo, el momento de la alimentación, el vestido, el aseo, cuando vamos por un mismo camino... son situaciones ideales para que comprendan y vayan aprendiendo palabras y expresiones, en definitiva, son situaciones que se deben aprovechar para comunicar.

Además, tienen la ventaja de que no les tenemos que dedicar un tiempo extra, sólo tener presente que son momentos claves para comunicarnos y aprovecharlos


- Jugamos y nos divertimos:



           
Por supuesto el juego, es el trabajo principal del niño para desarrollar todo tipo de capacidades.

Cuando compartimos juego con nuestro hijo estamos creando una situación muy agradable y efectiva de comunicación.

Descubrir los juegos con los que mejor nos lo pasamos es una labor importante como padres y a partir de ahí sacar el máximo provecho. Desarrollan la imitación, reproducen actividades cotidianas, se repiten y asocian las palabras con sus significados,....

Recordad que en el juego no tenéis que dirigir totalmente al niño como en otras actividades, fomentad su iniciativa y sus intereses.
Os recomendamos algunas actividades adecuadas que ayudarán a estimular el lenguaje:

Canciones infantiles acompañadas de algunos gestos y con estribillos marcados.
Juegos motores de interacción: aserrín – aserrán, el caballito,...
Ver con el niño algunas fotos de familiares o cuentos con dibujos grandes. Señalamos y nombramos las imágenes.
Juegos de imitación oral 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada